Investigar antes de crear contenido

Para crear contenidos, el primer paso es para quién es el contenido, quien es tu público. A partir de aquí imagino ya debes estar convencid@ de que el contenido debe aportar valor a tu audiencia. Ahora eres tú quien debe definir qué es aportar valor, y te advierto que no será sencillo.

grafica-como-crear-contenidos

Gráfica de Vilma Nuñez

En esta fase del proceso de creación de contenido, te recomiendo una “ducha a tu experiencia”, sea mucha o poca, y te pongas en la mente de quien te leerá (o escuchará tus audio-post o verá tus vídeos). A ellos no les importa lo mismo que a ti, así que solo te leerán y recomendarán tu contenido (y por ende, tu marca, tu despacho, tu nombre…) si realmente les aportas valor.

Aportar a tu audiencia valor con el contenido no significa que les vendas humo (te tildarán the ghost, así que no te pases), ni que pretendas demostrar todo lo que sabes y conoces, ni mucho menos lo bueno que eres respecto de tu competencia cuando en realidad no te diferencias en casi nada (es una forma de hablar).

Si tu contenido es de valor solo te lo dirán ellos: nadie más. Y para saberlo deberás esperar al post donde trate el último apartado del gráfico de Vilma Nuñez: las métricas.

Pero antes de llegar a las métricas, después de pasar por la definición de quién es tu público, nos toca investigar y curar. Vamos a ello!

Investigar y curar.

A pesar de que en el gráfico están separados como dos piezas, consecutivas pero independientes, creo interesante tratarlas como un todo uno.investigar-y-curar-contenidos

Antes de comenzar a crear contenidos (a veces solo me refiero a escribir, pero recuerda que el contenido no es solo texto), te aconsejo hacer una sesión de brainstorming. Solo será efectiva si la sesión la conforman diversas personas, de la máxima heterogeneidad posible: miembros de tu equipo, colaboradores externos, e incluso Clientes; si, CLIENTES: la mejor calidad/cantidad de ideas las puedes obtener de quienes con buena seguridad formarán la mayor parte de tu público/audiencia. Estas ideas las podrás completar más adelante si en tu web/blog incorporas una caja de texto para buscar contenido (lo podrás analizar con google analytics, y aprenderás sobre qué asuntos busca tu público).

En el caso de los Administradores de Fincas, será necesario hacer un esfuerzo suplementario, ya que es altamente probable que no encuentres en los primeros momentos temas sobre los que tratar que sean comunes a la mayoría de tus Clientes. Es cuestión de ponerse, y comprobarás que hay temas para agotarse: asuntos interesantes del barrio o Ayuntamiento donde tienes la mayoría de tus administraciones (utiliza google alerts para ser -casi- el primero en conocerlos), novedades en aspectos que afecten tributariamente a los inmuebles (IBI, transmisiones patrimoniales, herencias, escrituras, registro de la propiedad, …), el conocido (o no) asunto del dividendo digital, los cambios prácticos de las consecutivas reformas de la LPH, el veinte aniversario de la LAU del 1994 y cómo afecta a los locales históricos, etc..

¿Qué tal hablar de casos de éxito? No es necesario que publiques información del ámbito privado, pero seguro que algunos de los que podrían ser tus Clientes observan, por ejemplo, un edificio que acaba de rehabilitarse, y estarían encantados de saber quien es su Administrador. Con permiso de los titulares del inmueble (te aseguro que estarán encantados) no dudes que publicar el éxito de una rehabilitación, y sobretodo si va acompañada de una interesante subvención, reporta resultados muy interesantes. Recopila fotografías del antes, durante y el después, y sobretodo, recuerda que debes hacerlo desde la perspectiva de tu público.

Con esas primeras ideas y conceptos, no dejes de echar un vistazo a lo que hace tu competencia directa (del sector en general, no necesariamente la más cercana), y también de otros sectores con los que puedas tener alguna semejanza (perfil de audiencia, de servicio, de tamaño, de personas …).

Seguramente ya habrás creado contenido en otras ocasiones: una circular, revista, newsletter, emailing, etc… De ahí puedes obtener también información valiosa si tuviste en cuenta medir el resultado de esas acciones. Recuerda que, en comunicación, sin medir no hay aprendizaje…

Si llegas hasta aquí sin hacer estos ejercicios (seguro que están tan mal de tiempo que crees que no tienes un minuto que perder) que sepas que te estás arriesgando a equivocarte.

Todas esas ideas deberás ordenarlas en menos de 10 categorías, con varias secciones cada una si es necesario. Deberás procurar que sean suficientemente explícitos y concretos para cuando tus usuarios naveguen entre la información en tu web/blog. Piensa en ellos en todo momento.

Para finalizar, ten en cuenta que estas ideas, una vez las tengas categorizadas, no serán fijas para siempre. Frecuentemente las irás adaptando ya que te aparecerán de nuevas, algunas comprobarás que no son necesarias, a veces las agruparás o segmentarás en otras, etc. Personalmente te recomiendo utilices alguna herramienta donde rápidamente y en cualquier lugar puedas tomar nota de aquellos asuntos que creas que son útiles para tu contenido. Evernote es una excelente herramienta para esto, ya que la puedes sincronizar entre el ordenador (incluso en el navegador para guardar páginas interesantes) el ipad y smartphone, además de trabajarla de forma colaborativa. El objetivo es que tengas una amplia fuente de ideas para tu contenido.

Ya llevamos tres apartados del proceso de creación de contenido. Quedan solo cinco.

Continuará…..

Anuncios
Publicado en administrador de fincas

Únete a otros 1.039 seguidores